Que hacer si el perro vomita

Los perros tienen mucha facilidad para expulsar alimentos ingeridos. Se dice que se purgan así y en parte es verdad. No hay , pues, que dar demasiada importancia al asunto, aunque es preciso que si los vómitos se repiten frecuentemente establezcamos una vigilancia que nos permita prever si se hace precisa la asistencia del especialista. En base a esto, conviene saber que:

Cuando lo expulsado es reconocible como el alimento que le suministramos mezclado con mucus espumoso y agua, tal vez ligeramente teñido de amarillo (a causa de la bilis) se trata casi seguro de una indigestión sin importancia.
Si los vómitos se producen cada vez que come y en cada ocasión el animal parece empeorar, puede haber tragado un objeto que es incapaz de digerir. Si se trata con algo con aristas o punta puede haber una pequeña cantidad de sangre.
Si la expulsión es casi inmediata a la llegada del alimento al estomago y ahí mezclada una cantidad variable de sangre que no se reconoce como tal porque se muestra como posos del café, seguramente el animal esta enfermo de gastritis. El vomito y la boca del perro tienen entonces un especial mal olor. Hay muchas otras causas de vómitos, pero no pueden indicarse tratamientos adecuados sin estar seguros de los motivos. Es imprescindible la visita al veterinario!
Por regla general puede afirmarse que el vomito aislado carece de importancia mientras que los repetidos requieren de atenciones y vigilancia. Lo único razonable en la espera, hasta que le vea un especialista, es la supresión de alimentos durante 24 horas.

 

 

 

© Copyright 2002 - Todos los derechos reservados

 

Posicionamiento Web by Sextageneracion